Un resultado bastante engañoso

El equipo de Liga Norte de Lagunak debutó ayer sábado 13 en casa, tras empatar en Neguri a 3 contra el Jolaseta B el sábado pasado. Hacía mucho tiempo que Barañáin no disfrutaba de un partido de esta categoría, pero no se pudo agradar a la afición como se podría haber deseado. El Gurutzeta vizcaíno, que ganó en la primera jornada al Mundaiz donostiarra, hizo ayer la primera de sus tres visitas a Pamplona y sacó petróleo, venció a los nuestros por 1-7.

El resultado es a decir verdad demasiado engañoso. Lagunak estuvo firme durante todo el partido, pero una serie de errores defensivos y una mala suerte de cara a puntería sentenciaron el partido en favor de los de Barakaldo.

Los nuestros salieron enchufados al partido, al de 4 minutos Arkaitz Latorre mostró la primera tarjeta azul del partido por una clara falta dentro del área a Pablo Idoate, pero no se pudo inaugurar el marcador, algo que sí que hicieron los vizcaínos hasta en cuatro ocasiones en los siguientes 20 minutos debido a desbarajustes defensivos. A falta de unos segundos para el final del primer período, Latorre mostró la tarjeta azul a Xabier Ancín, algo que el capitán de Gurutzeta, Aimar Pérez, no desaprovechó. Nos íbamos al descanso con un 0-5 en contra, todo debido a despistes defensivos, nada que no se pueda mejorar.

Los nuestros salieron a la pista espoleados por Iñaki Arroyo y Jordi Gómez tratando de buscar la remontada, pero parecía que nos hubieran echado un mal de ojo, por mucho que se intentó, el esférico no entró. Gurutzeta marcó el sexto, pero Ancín marcó después de otra tarjeta azul a Gurutzeta, quienes anotaron el séptimo gol frenando el asedio de los locales. En los últimos minutos se pudo haber marcado el segundo de falta directa, pero de nuevo la fortuna no nos sonrió.

El resultado final fue de 1-7, pero con aspectos positivos: había un gran ambiente en la grada y el portero suplente, Mikel Goikoetxea, jugó algunos minutos de la segunda parte recibiendo el séptimo gol.

Esto va a cambiar, el fuego está encendido, pero el horno todavía se está calentando y en nada ya podremos empezar a cocinar, en nuestro caso los resultados, claro. Es complicado formar un equipo cuando la mayor parte de sus integrantes ni siquiera se conocen, pero en un tiempo las tornas cambiarán. Hay que dar tiempo a que el fuego coja fuerza, de lo contrario la llama se apagará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s